Torii Miyajima, entrada santuario Itsukushima

Guía Japón parte 2: Barrios de Kioto y alrededores: Isla de Miyajima e Hiroshima, monte Koya, Nara, Kobe e Himeiji, y Osaka

Como ya os dije en mi anterior post sobre este viaje con destino Japón, los 16 días que pasé allí se quedaron cortos. El país del Sol Naciente te enamorará por muchas razones y te hará querer volver. Su gastronomía, sus gentes, su forma de ver la vida y su cultura milenaria, son algunas de esos motivos de peso.
Paso a contaros en este relato personal la segunda parte del viaje que realizamos teniendo a Kioto como nuestro segundo campamento base. La ciudad da también para dos o tres días, a los que debes añadir unos cuantos más que te permitan al menos visitar la isla de Miyajima e Hiroshima, el monte Koya, Nara, Himeiji y Kobe, y finalmente Osaka.

Si dispones de más tiempo los Alpes japoneses deben estar también incluidos en tu itinerario, e incluso te puedes plantear hacer alguna ruta dentro de las dos rutas de peregrinación que están promocionándose más entre los españoles por su similitud al Camino de Santiago. Se trata de la Ruta de los 88 templos (también conocida como la Ruta Shikoku-Henro ) y el Camino de Kumano-Kodo. Yo sin duda lo tengo en mente, para la próxima..
Recuerda que ésta es la continuación a la primera semana de nuestro viaje, donde visitamos los barrios más importantes de Tokio y sus particularidades durante 3 días (Ueno, Akihabara, Harajuku, Shibuya, Shinjuku, Ginza, Asakusa, Odaiba, Ryogoku, barrio rojo Kabukicho y Roppongi). Y desde ahí, utilizamos otro día para visitar la ciudad de Niko, otra jornada para centrarnos en Kamakura y Yokohama, y un último dedicado a Hakone y el grandioso Monte Fuji.Maiko transformación exterior

Te recuerdo que también puedes consultar el post donde te resumo algunas claves a tener en cuenta que te ahorrarán horas de búsqueda en otros blogs o webs sobre información básica y práctica importante. De algunos de estos links como es el caso de la Oficina Nacional de turismo japonés, he sacado la información más importante sobre la historia de estas ciudades y edificios. https://www.turismo-japon.es/
Además fue en esta parte del viaje en la que tuve la suerte de convertirme durante unas horas en una maiko (aprendiz de geisha) y mi compañero en samurái. Una experiencia que realizamos en la tienda  Emarsa de Kioto, y que te recomiendo sin ninguna lugar a dudas.
http://www.emarsa.jp/english/index.html

Espero que mis consejos e itinerario te sirvan en tu viaje. Vamos a ello:

ITINERARIO por KIOTO y alrededores
Día 7. Tokio – llegada a Kioto: Templos de Kiyomizudera, Sanjusangendo, Nishi-Hongaji y Higashi-Honganji, Toji, y Fushimi Inari.
Día 8. Kioto – Isla de Miyajima – Hiroshima – Kioto
Día 9. Kioto: Camino de la filosofía ( Ginkakuji/templo de plata, templo Nanzenji y templo Shoren-in), conversión en maiko-samurai (tienda Emarsa), bosque de bambú en Arashiyama y barrio de Gion
Día 10. Kioto – Himeiji – Kobe – Kioto
Día 11. Kioto – Nara – Kioto
Día 12. Kioto – Monte Koya – Kioto
Día 13. Kioto: Pabellón de oro y el Templo Ninnaji, espectáculo Gear en Art Complex 1928 y cena espectáculo en el Restaurante Ninja
Día 14. Kioto – Osaka: paseo en barco con el Osaka River Cruise, castillo de Osaka, Torre Shin Sekai, atardecer en Shin Umeda city, calle Dotombori y cena en el barrio de Namba
Día 15. Osaka – vuelta a España

Kioto fue la capital de Japón durante más de mil años y a lo largo de estos siglos, fue cuna de gran parte de lo más elaborado que produjo el país en el ámbito de las artes, la cultura, la religión o las ideas. horario tren Tokio - kiotoTeníamos ganas de aprovecharlo al máximo así que intentamos salir de Tokio bien prontito para poder tener más tiempo en Kioto, una vez dejamos las maletas en nuestro segundo hogar durante el viaje. Aunque nos habían dicho que no tendríamos problemas, ya cuando activamos nuestro Japan Rail Pass, aprovechamos para reservar billete para este trayecto. Es gratuito hacerlo y así nos obligábamos a no coger un tren posterior (aunque siempre puedes no usar el billete reservado y coger el siguiente o cuando quieras si cambias de opinión sobre un determinado horario, o lo pierdes).
El Shinkansen que conecta Tokio con Kioto tiene un trayecto de 2 horas y 40 minutos.

Rihga Royal hotel Kioto, mapa situaciónEl hotel que elegimos en Kioto fue el Rihga Royal Hotel Kioto, http://www.rihga.com/kyoto.
Un hotel que nos gustó mucho, ya que estaba a tan solo 5 minutos de la estación de trenes y del centro de la ciudad para poder movernos sin problemas en autobús por dentro de la ciudad y en tren para nuestras salidas.
Nuestra habitación era muy sencilla pero el hotel cuenta con suites que son aún más espectaculares. Eso ya depende de vuestro bolsillo.

Rihga Royal hotel

El bus será vuestro gran aliado ya que la ciudad es enorme. 5 euros vale el billete con viajes ilimitados durante un día y se compra directamente al conductor dentro del autobús. Se entra siempre por la puerta de detrás y se paga al salir. De hecho, nosotros solo cogimos el metro en dos ocasiones para poder ganar algo de tiempo, y un taxi otras dos.
Como siempre, lo primero que debes hacer al llegar a la ciudad es pedir un plano de las líneas de bus de Kioto y un plano de la ciudad, tipo callejero. El de bus es fácil puesto que en la salida de la estación de tren de Kioto encontraréis la oficina y las paradas de los buses de Kioto. En la primera planta de la estación de Kioto hay una oficina de turismo donde os darán de todo, y seguro que en tu hotel o similar también.

Cogimos el bus número 100 en la parte derecha de la plaza delante de la estación de trenes, desde donde parten todas las líneas de autobús.

Y este fue nuestro recorrido:

acceso Templo Kiyomizudera

Templo de Kiyomizudera
http://www.kiyomizudera.or.jp/lang/01.html
El templo de Kiyomizu o “del agua pura” ubicado en las montañas de Higashiyama al este de Kioto, es uno de los más impresionantes y famosos conjuntos edilicios del Japón tradicional, es patrimonio de la humanidad desde 1994 y fue uno de los 21 candidatos para ser elegido entre las nuevas 7 maravillas del mundo. entrada Templo KiyomizuderaEn este templo nos asaltaron un grupo de estudiantes que buscan mejorar su inglés con los turistas y nos contaron muchas anécdotas sobre el recinto.
Esta es la historia que leí sobre el templo. La historia de Kiyomizu dera (la terminación dera significa templo budista, mientras que ji o jinja implica un santuario sintoísta) es más antigua que la del propio Kioto. Cuenta la leyenda que en 778 Enchin, un monje proveniente de Nara, inspirado por un sueño rastreó el recorrido de un límpido arroyuelo hasta encontrar una cristalina cascada que lamía la ladera del monte Otowa y en aquel lugar construyó una ermita en honor a Kannon, la deidad femenina de la bondad. Dos años más tarde, en 780, el famoso general Tamuramaro sakanoue andaba por el lugar tras la caza de un venado para su esposa embarazada, ya que en esa época se creía que la sangre del venado era buena para la fertilidad. Enchin sermoneó duramente a Tamuramaro por matar al animal, por lo que el general, arrepentido, construyó un templo en honor al agua pura de la cascada, al que llamó Kiyo mizu y que terminó en 798. El edificio original duró hasta 1629 en que fue destruido por un incendio, siendo reconstruido en 1633.

mapa Templo Kiyomizudera

Uno de los puntos más concurridos de Kiyomizu-dera es el manantial Otowa-no-taki y sus tres fuentes. La gente hace cola pacientemente para beber de esta agua pura. Las leyendas cuentan que tiene propiedades curativas. Se dice que beber de las aguas de la cascada Otowa no taki tiene propiedades buenas para la salud, éxito en los estudios y longevidad, pero debe tomarse el agua de sólo una de las cascadas, ya que si se toma de las tres los efectos serán los opuestos como castigo divino a la codicia.

 Templo Kiyomizudera

Sanju no to. Es una pagoda de 3 pisos ubicada al este de Sai-mon. Es la pagoda de 3 pisos más alta del Japón.Sanju no to, pagoda Templo Kiyomizudera A lo lejos, domina la vista con su graciosa esbeltez; de cerca, llama la atención por la fina delicadeza de sus detalles y decorado.
Hon-do. Es el edificio principal y más representativo de Kiyomizu dera. Es una estructura de 58 m x 27 m, sobresaliendo sobre una quebrada y soportado por 139 columnas de madera, que llegan a medir hasta 15 metros de alto. Lo interesante es que estos pilotes se ubican sobre bases de piedra, es decir sin cimentación propiamente dicha. Las columnas soportan una amplia terraza que funcionaba como proscenio para danzas, y a ambos lados se encuentran galerías techadas donde se solían ubicar las orquestas de monjes.
En el periodo Edo, mucha gente solía saltar de la terraza de Hon-do, como muestra de un acto de valor. De hecho, de 234 saltos, más del 85% sobrevivió a la caída sobre los árboles. De allí viene el refrán japonés “saltar de la terraza de Kiyomizu dera” para referirse a un acto glorioso o de mucho valor.

Hon-do, balconTemplo Kiyomizudera

Otra zona muy popular del Kiyomizu-dera es el Jishu-jinja o templo del amor. Se trata de dos piedras separadas por 18 metros. Los que quieran obtener el amor deseado deben andar de una piedra a otra con los ojos tapados. Este par de piedras se llaman Mekura ishi. ¡Nosotros lo conseguimos! Si es que se llega al destino correcto, se garantiza una vida amorosa feliz, si no… es mejor encontrar otra pareja…

piedras amor, templo Kiyumizudera

En resumen, lo que realmente ha hecho célebre al Kiyomizu-dera son sus preciosas pagodas, sus jardines, sus vistas magníficas de Kioto y su longevidad. El templo data del año 798. Parada obligatoria.

Templo Sanjusangendo
http://www.sanjusangendo.jp/
Este templo budista es conocido oficialmente como Rengeō-in. El nombre del templo literalmente se traduce por edificio con treinta y tres espacios, que hace referencia a los exactamente treinta y tres espacios que separan las columnas que mantienen el templo en pie.
Templo Sanjusangendo, frontalEl edificio principal se considera el edificio de madera más largo de Japón. Dentro de esta construcción se encuentran las famosas estatuas por las que el templo es conocido. Las 1001 estatuas de Kannon están situadas en la galería principal del templo, muy alargada y que consta de un pasillo en un lateral y un estrado en escalera que ocupa el resto del espacio, en el que están situadas las imágenes. 1000 de ellas son iguales, hechas de madera chapada en metal y de un tamaño similar a una persona; la que queda es de más de 2 metros y mucho más detallada. Aparte de la diosa, hay estatuas de los 28 espíritus/deidades guardianas subordinados de Kannon, destacando las de Raijin (dios del rayo y el trueno) y Fujin (dios del viento). Estos dos, junto a la estatua grande de Kannon son Tesoros Nacionales de Japón.
Templo Sanjusangendo, estatuas kannon

Sanjûsangendô posee unos jardines muy bonitos que en primavera, con la floración del cerezo y otras plantas dan mucho colorido al conjunto. También existe un estanque decorativo con una roca en el centro, del que se dice que si tiras una moneda y ésta cae en la piedra, te dará buena suerte. Lo malo es que como en casi todos los templos, en el interior está prohibido hacer fotos.

Templo Sanjusangendo, exterior

Si entra en tus planes puedes visitar el Kyoto National Museum que está justo en frente.

Los templos de Higashi-Honganji y Nishi-Hongaji (dos templos casi gemelos)
Higashi-Honganji
Higashi Hongan-ji, el templo del oeste. Fue erigido por un abad disconforme que dejó la escuela Jodo Shinshu para fundar en 1602 otra rival aquí. Quemado en un incendio y reconstruido en 1895, el templo compite en tamaño con su antecesor.
http://www.higashihonganji.or.jp/english/
A unas pocas manzanas desde los terrenos principales de Higashi Hongan-ji se encuentra el jardín de Shosei-en, en propiedad del templo. El poeta y estudioso Ishikawa Jozan y el arquitecto Kobori Enshu se dice que contribuyeron a su diseño en el siglo diecisiete.

higashi honganji, entrada interior

Nishi-Hongan-ji
Nishi-Hongan-ji es la sede principal de la secta Jodo-Shin del Budismo, que tiene el mayor número de seguidores que cualquier secta en Japón.
El templo fue fundado en 1272, por la hija de Shinran, fundador de la secta. Las enseñanzas de Shinran fueron más sencillas que las doctrinas de otras escuelas budistas y se hizo muy popular entre los pobres. Su influencia creció rápidamente, y con el tiempo, los shogunes gobernantes comenzaron a temer la influencia del templo. Motivo por el cual, la secta fue dividida en dos escuelas, estableciéndose cerca a este, el templo rival de Higashi Hongan-ji. Sin embargo, como se puede apreciar en su impresionante decoración, el templo Nishi Hongan-ji, ha seguido prosperando.

Nishi honganji, entrada

Templo Toji
Conocido como el Templo del Este, fue compañero durante muchos años del que denominaban templo del Oeste (Saiji temple) que fue derruido. Fue erigido a finales del año 700 durante el periodo Heian. Diversos motivos lo convierten en uno de los más importantes de la ciudad y en sus orígenes gozaba de un carácter de vigilancia, dada su altura.
Pasó a formar parte de una secta budista, llegando a ser uno de los más importantes santuarios de esta religión de la ciudad de Kioto.
Destaca su fantástica pagoda con unos 57 metros de altura que la hacen visible para todos los que visitan el lugar, siendo la de mayor altura de todo Japón.
Su perfecta estructura, le ha llevado a ser uno un punto emblemático de la ciudad y un verdadero símbolo para los japoneses.
http://www.toji.or.jp/

templo-toji-pagoda

templo-toji-jardines

Cada cierto tiempo, otro de los grandes alicientes de la zona es su mercadillo. Se forma los fines de semana y hay de todo: artículos de seda, kimonos, comida, decoración, recuerdos…

Templo Fushimi Nari

Aprovechamos que íbamos bien de tiempo para volver a la estación de tren de Kioto y movernos hasta el Templo Fushimi Nari ya que era una de las paradas que yo tenía más ganas de ver y en la previsión meteorológica íbamos a tener aún dos días de lluvia. Templo Fushimi Nari, toris rojosNormalmente la gente visita este templo después de haber estado en Nara, o de alguna excursión de medio día. Los edificios del santuario, así como las tiendas de recuerdos en la entrada cierran sus puertas pero si lo que quieres ver es el impresionante túnel de toris, puedes hacerlo a cualquier hora. Nosotros elegimos la tarde y allí se nos hizo de noche.
http://inari.jp/
La manera más sencilla de llegar a Fushimi Inari es por medio del tren. La estación de Inari de JR (a cinco minutos de la estación de Kioto vía la línea Nara) se encuentra al otro lado de la calle frente la puerta de Sakuramon.
Desde las épocas más antiguas de Japón, Inari era la diosa del arroz. Con el paso de los años, empezó a relacionarse con los negocios y de hecho cada Torii existente en el santuario ha sido donado por algún hombre de negocios japonés.
De este famoso templo se dice que posee más de 32.000 pequeños santuarios, llamados bunsha.

Templo Fushimi Nari, mapa

El santuario está situado a los pies de un monte llamado Inari, a 233 metros sobre el nivel del mar, e incluye varios caminos que suben hacia la cima de la colina y donde se encuentran varios santuarios pequeños. Si dispones de tiempo puedes perderte recorriendo los 4 kilómetros de caminos hacia la cima del monte Inari. Nosotros hicimos el camino corto y aún así nos encantó, yo creo que es suficiente.Templo Fushimi Nari, detalle La naturaleza que rodea el santuario, las vistas de la ciudad de Kyoto y la tranquilidad en algunas partes del camino son la mejor recompensa.
Detrás, en medio de la colina, encuentras el santuario interior (okumiya) al que se accede a través de un famoso camino con miles de torii. Esta es la imagen más conocida de Fushimi Inari Taisha ya que forma parte de la historia cinematográfica gracias a la película de “Memorias de una geisha”. Si has visto la película recordarás esa escena en la que la protagonista corre por un túnel de puertas rojas. Uno de los libros que más me ha gustado leer fue éste, y poder estar allí rodeada de toris y de naturaleza es indescriptible.

Templo Fushimi Nari, entrada

Cerca del hotel cenamos unos ramen buenísimos y a intentar descansar un poco que aún nos esperaban muchos días que aprovechar al máximo.

Día 8. Kioto – Isla de Miyajima – Hiroshima – Kioto

El orden que al parecer podría ser más correcto es visitar lo más pronto posible Hiroshima (su parque conmemorativo de la paz, el museo y el Gembaku dome) y posteriormente la isla de Miyajima ( con el monte Misen y la famosa torii flotante del Itsukusima –jinja).
Nosotros lo hicimos al revés porque la predicción daba agua por la tarde. Tuvimos una mañana espectacular y justo cuando salíamos el museo de la paz empezó a llover. Lo pudimos ver todo, aunque con el orden inverso podríamos haber estado más tiempo viendo la isla, que es preciosa.
Aún así el último tren para volver a Kioto era a las 9 de la noche.

Isla de Miyajima
Nosotros llegamos a Hiroshima para directamente dirigirnos a la isla de Miyajima. ferry a MiyajimaEn Miyajimaguchi cogimos el ferry para cruzar a la isla ( se puede ir hasta allí o bien en tranvía o en tren, tranvía de la línea 2 desde la estación de tren de Hiroshima, o el tren que es solo media hora y sale generalmente del andén número 1).
No pagamos en el ferry porque el Japan Rail Pass lo tiene incluido al ser JR (tardamos unos 10 minutos en cruzar).
Una de las mejores vistas de Japón se encuentra aquí, con su famoso torii o puerta gigante. Si te quedas hasta por la tarde es interesante consultar el horario de las mareas ya que podrás ver el torii cubierto por el agua y unas horas después cuando la marea baja ya se puede caminar hasta su base.
Si optas por dormir, las vistas llegan al culmen ya que cuando anochece el santuario y la puerta torii están iluminados.

http://visit-miyajima-japan.com/en/

mapa Miyajima

tori-miyajima_panoramica

El santuario de Itsukushima del que forma para el torii le da nombre a Miyajima que se traduce como isla santuario. La isla de Miyajima tiene una larga historia como un lugar sagrado del sintoísmo. El pico más alto de la isla, el Monte Misen, era adorado por la gente local desde el siglo sexto. En 1168, Taira no Kiyomori, el hombre más poderoso en Japón durante el final del período Heian, seleccionó la isla como el lugar del santuario familiar de su clan y construyó el Santuario Itsukushima.
El santuario está situado en una pequeña ensenada, mientras que la puerta torii está en el Mar Interior de Seto. Hay pequeños caminos que llevan alrededor de la entrada, y te ofrece un paseo más que agradable junto al agua.

Torii Miyajima, entrada santuario Itsukushima

santuario Itsukushima

santuario Itsukushima

Otra de las cosas que llaman la atención al llegar es que los ciervos vagan por la isla libremente y los monos por la cumbre el monte Misen, aunque es más raro verlos en este caso.

Monte Misen
Parada obligatoria también es subir a lo alto del Monte Misen que es el pico más alto de la isla. subida teleferico, monte misen, MiyajimaLa mejor opción es subir con el teleférico, aunque se puede hacer a pie. Nosotros optamos por subir en teleférico y bajar andando. Es precioso pero se ha de estar en forma porque son muchos escalones en una bajada de unos 45 minutos. Además, desde la estación del teleférico a la cumbre hay una caminata de 15 o 20 minutos donde hay un pequeño restaurante. La estación del teleférico está a 20 minutos a pie desde el muelle de Miyajima. Precio : 1000 Yenes (ida), 1800 Yenes (ida y vuelta)
http://miyajima-ropeway.info/en/index.htmlvistas, monte misen, Miyajima


Al llegar a lo alto, destacan dos elementos: el Hondo Misen (sala principal Misen) y el Reikado (Templo que protege la llama). Como su nombre lo indica, el Reikado protege una llama, que se cree que fue encendida por primera vez por Kobo Daishi cuando empezó a rezar en la montaña. Ha estado ardiendo desde entonces, y también se utilizó para encender la Llama de la Paz en el Parque de la Paz de Hiroshima.

llama eterna, monte misen

Daisho-in
Daisho-in es uno de los templos más importantes del budismo Shingon. Se encuentra en la base del Monte Misen, en el que el fundador de la secta, Kobo Daishi, comenzó la práctica del budismo en la isla de Miyajima.
En las escaleras de acceso al templo hay una series de ruedas con sutras escritos en ellas que al hacerse girar se dice que bendice al peregrino.

entrada Daisho-in, Miyajima

En este templo, así como en muchos otros de Japón, me llamó la atención el camino de Jizos que hay saliendo del recinto. Encontré la explicación más competa en la web http://www.elrincondesele.com/jizos-de-piedra-por-los-ninos-condendenados-japon-tradiciones/

Son pequeños bebés esculpidos en piedra con sus gorritos, sus baberos e incluso algún que otro juguete junto a ellos. Es, sin duda, una imagen muy llamativa y que tiene una explicación. La de los niños de piedra es una tradición muy arraigada para los japoneses y parte de una historia realmente emotiva. Una historia a la que se aferran los padres desesperados por la pérdida de sus hijos pequeños para tratar de aliviar el profundo dolor que les rompe desde que se marcharon.camino budas, Daisho-in, Miyajima
Hay una creencia que dice que las almas de los bebés que no han podido nacer y los niños pequeños que han muerto de forma prematura caen condenados al cauce seco y sombrío del río Sanzu (Sanzu-no-kawa), desde el que se cruza a la otra vida. Dichas almas están destinadas cruelmente a esta especie de purgatorio en el que abundan los demonios y otras criaturas maléficas debido a que aún no han acumulado buenas acciones con las que ganarse estar en el otro lado y además han ocasionado, sin quererlo, una pena enorme a sus padres. Allí los bebés piden compasión a Buda para que les deje cruzar el río y así poder ser felices definitivamente. Por ello forman montoncitos con piedras como ruego al Maestro y así poner fin al tormento que comparten con los demás niños. Pero por las noches, aparecen los demonios asustándoles, destrozando sus torres de piedras y provocando las lágrimas de desesperación de los pequeños.
Pero es ahí donde aparece la figura de Jizō, un boddhisattva (deidad compasiva que sigue los caminos de Buda) que protege a los niños muertos prematuramente, a las mujeres embarazadas, los viajeros y a los condenados a las llamas del infierno, ayudándoles a paliar el sufrimiento. En el caso de los niños caídos en la orilla del Sanzu, él les ayuda enfrentándose a los espíritus del mal que les perturban, secándoles las lágrimas y escondiéndoles bajo sus mangas cruza con ellos un río que por sí mismo no podrían. Entonces este héroe protector devuelve su sonrisa a los inocentes que ponen fin a la desgracia de la orilla seca del Sanzu.Jizo, Daisho-in, Miyajima
Jizō es el compañero de juegos de los conocidos como Mizuku, que quiere decir “niños del agua”, debido precisamente a esta historia del río y los demonios. Muchos padres que han visto perder a sus bebés antes ni siquiera de nacer, o han fallecido a muy corta edad, vuelcan sus ruegos a las pequeñas figuras de Jizō que hay colocadas en muchos cementerios y templos, para que éste les ayude pronto a superar su tormento y acompañe a las almas de los niños donde les corresponde.
Estas pequeñas esculturas suelen llevar puesto gorros y baberos de punto, que les colocan los padres que han perdido a un hijo o una hija. También es muy habitual ver colocadas bajo sus piececitos varios montones de piedras con los que pedir compasión y dejar que los niños las pongan en la orilla antes de que lleguen los malvados espíritus.
Estos niños, muchos de ellos sin nombre, tienen en estas estatuillas la representación de todas y cada una de sus historias, del recuerdo de una familia que no se olvida de ellos y que intenta asimilar tran triste pérdida.

Senjokaku
Senjokaku significa “pabellón de 1.000 esteras” en japonés y es el nombre común del Santuario Hokoku. El nombre describe la amplitud del edificio, como Senjokaku es aproximadamente del tamaño de un millar de esteras de tatami. mapa Monte Misen y MiyajimaLa sala, que se remonta a 1587, está situada en una pequeña colina justo al lado de Santuario Itsukushima.
Toyotomi Hideyoshi, uno de los tres unificadores de Japón, encargó la construcción de Senjokaku con el propósito de recitar sutras budistas para los soldados caídos. El edificio no fue terminado cuando Hideyoshi murió en 1598. Como Tokugawa Ieyasu tomó el poder a partir de entonces, en lugar de los herederos Toyotomi, el edificio nunca fue terminado completamente.
Senjokaku no tiene ni techo ni una puerta de entrada. En 1872, el edificio incompleto se dedicó al alma de su fundador, Toyotomi Hideyoshi, que sigue siendo su función religiosa actual. Justo al lado se encuentra una pagoda de cinco pisos.

Por si te hiciera falta, también hay un barco directo que hace la ruta desde el parque de la paz hasta Miyajima, y al revés. Pero no entra en el JR pass. El coste del viaje 1900 Yenes y tarda de 45 a 50 minutos.

Hiroshima
Llegamos a esta zona desde la estación de Hiroshima con la línea 2 o 6 del tranvía y nos bajamos en “Genbaku Domu mae (Cúpula de la bomba atómica)”. El viaje dura unos 15 minutos.

mapan Hiroshima, parque paz y alrededores

El 6 de agosto de 1945, a las 8:15 de la mañana, la bomba lanzada por el Enola Gay estalló a una altura de 580 metros sobre el centro de Hiroshima y mató a unas 70.000 personas al instante. La onda expansiva, a unos 6.000 grados de temperatura, no dejó un edificio en pie y carbonizó los árboles a 120 kilómetros de distancia.
Varios minutos después, el hongo atómico se elevó a unos 13 kilómetros de altura y expandió una lluvia radiactiva que condenó a muerte a las miles de personas que habían escapado del calor y las radiaciones. Dos horas después habían muerto unas 120.000 personas, 70.000 habían resultado gravemente heridas y el 80% de la ciudad había desaparecido.
Las bombas de Hiroshima y Nagasaki acabaron con la vida de más de 250.000 personas y dejaron un legado de horror que aún perdura en nuestros día. explosion HiroshimaA todo ello cabe añadir la figura del hibakusha (“persona bombardeada”) que fue el término con que los japoneses designaron a los supervivientes. Oficialmente hubo más de 360.000 hibakusha de los cuales la mayoría, antes o después, sufrieron desfiguraciones físicas y otras enfermedades tales como cáncer y deterioro genético. Paradójicamente, muchos de los hibakusha fueron víctimas dobles: de los norteamericanos y de sus propios compatriotas, que le discriminaron durante años debido a que “la radiación se creía contagiosa”.

Cúpula de la bomba atómica
Es uno de los pocos edificios que sobrevivieron parcialmente a la explosión en el epicentro de la explosión. El antiguo salón de la promoción industrial está declarado Patrimonio Mundial por la Unesco.
Entre el Museo y la Cúpula de la Bomba Atómica está el Cenotafio en honor de las víctimas de la bomba. El cenotafio es una tumba abovedada para aquellos que murieron a causa de la bomba, ya sea a causa de la explosión inicial o la exposición a la radiación. Debajo del arco hay un cofre de piedra que sostiene un registro de estos nombres, hay más de 220.000.

cupula bomba atómica, Hiroshima

Parque de la Paz
Fue construido para conmemorar el lanzamiento de la bomba sobre Hiroshima el 6 de Agosto de 1945 y promover la paz mundial. Está en el área del epicentro de la explosión atómica.

hiroshima-monumento-paz
Museo conmemorativo de la paz
Muestra gráficamente los horribles efectos de la bomba sobre la población. Con imágenes muy duras. Hay guías en varios idiomas.Museo conmemorativo de la paz, Hiroshima, imagen2 Antes de la bomba, el área de lo que hoy es el Parque de la Paz fue el centro político y comercial de la ciudad. Por esta razón, se eligió como objetivo por los pilotos que lanzaron la bomba. Cuatro años después del día en el que la bomba fue lanzada, se decidió que el área no sería reconstruida, sino dedicada a las instalaciones conmemorativas del museo de la paz. Las instalaciones principales del Museo Memorial de la Paz se encuentran en el parque y tiene dos edificios, el museo repasa la historia de Hiroshima y el lanzamiento de la bomba nuclear.
La muestra puede llegar a ser bastante impactante en algunos momentos, yo vi a dos personas salir llorando del museo, pero yo lo aconsejo ya que forma parte de la historia y debe ser conocida por todos.

Museo conmemorativo de la paz, Hiroshima, imagen

Castillo de Hiroshima

Castillo de HiroshimaNuestra última parada fue acercarnos a ver, aunque por fuera ya que ya estaba cerrado, el castillo de Hiroshima. Fue construido en 1589 por el clan Mori y fue completamente destruido por la bomba atómica. El castillo se terminó de reconstruir en 1958, el castillo alberga un museo. Sus exteriores también sos muy bonitos.

El Castillo está a 10 minutos a pie desde la estación de tranvía de Kamiya-cho en las líneas 1, 2 y 6 desde la estación de Hiroshima Station.
En el apartado de links ya te hablé de Blog de térmico, te lo vuelvo a recordar porque entra más en detalle sobre qué ver en cada ciudad. http://blogdetermico.blogspot.com.es/2010/03/que-ver-en-hiroshima.html

Templo en el recinto del Castillo de Hiroshima

Un día agotador pero para guardar en la memoria por siempre. Cogimos nuestro querido shinkansen, y volvimos a Kioto.

Día 9. Kioto: Camino de la filosofía ( Ginkakuji/templo de plata, templo Nanzenji, templo Shoren-in), conversión en maiko-samurai (tienda Emarsa), bosque de bambú en Arashiyama y barrio de Gion

El Paseo de la Filosofía (Tetsugaku-no-Michi), también conocido como el camino del filósofo o el camino de la filosofía es un camino de unos 2,5 Kilómetros de longitud que va desde su extremo norte, el Templo Ginkakuji hasta la parte sur donde se encuentra el Templo Nanzenji. mapa kioto, camino del filosofoDurante el recorrido hay otros muchos templos, algunos más destacados que otros. Este recorrido toma su nombre de uno de sus caminantes más célebres: Nishida Kitaro, filósofo del siglo XX y antiguo profesor de la Universidad de Kioto, quien solía pasear por este sendero mientras reflexionaba.
Lo más normal es hacer el paseo bajando, es decir desde el norte hasta el sur. Dependiendo del número de templos a los que entres puedes verlo en una mañana o todo el día. Nosotros nos dimos prisa porque teníamos la cita para la transformación maiko-samurai a las 14 horas. Y además hubo varios templos pequeños que estaban cerrados.

El autobús número 100 fue el que cogimos hasta la parada de Ginkakuji-mae (última parada de esa línea) para llegar lo más temprano posible porque el templo Plateado que se llena bastante de gente.

Templo Ginkakuji o Templo Plateado
Con el buen tiempo abren a las 8.30 de la mañana. Ginkaku-ji (Templo del Pabellón de Plata) es el nombre más común para Jisho-ji, un templo perteneciente a la escuela Budista Shokoku de la secta Rinzai Zen. Sus jardines son un excelente ejemplo de la arquitectura paisajista japonesa. Originalmente diseñado como una villa de jubilación para el Shogun Ashikaga Yoshimasa en el período Muromachi (1392 – 1573), el Templo Ginkaku-ji se basa en el modelo del templo de su hermana Kinkaku-ji (el Pabellón de Oro). Sin embargo el templo Ginkaku-ji nunca fue bañado en plata, y la edificación del templo principal permanece con un despintado color marrón; es decir, ejemplifica la idea japonesa de que algo sencillo puede ser hermoso.
Yoshimasa pasó gran parte de su jubilación aquí, siguiendo las artes, incluyendo la ceremonia del té. El edificio Togu-do contiene una habitación para la ceremonia del té, que es considerada como el prototipo para todas las futuras habitaciones para la ceremonia del té.

Templo Ginkakuji o Templo Plateado, kioto

Camino de la Filosofía
Al pie del monte Daïmonji, el camino sigue un canal bordeado de cerezos, pequeños cafés, tiendas de artesanía y restaurantes. En el tiempo de los cerezos y los arces, son muchos los visitantes que vienen a disfrutar de este maravilloso espectáculo.
El camino llega hasta el puente Nyakuoji pasando cerca de numerosos templos grandes y pequeños, como Mirokuin, honenin, anrakuji, Reikanji, Otoyojinja y Nyakuojijinja, y aunque están fuera del camino, también podríamos incluir los cercanos Eikando y Nanzenji.
Como mínimo te recomiendo el Gingakuji, Honenin, Eikando y Nanzenji; más o menos lo que hicimos nosotros.

camino del filosofo, kioto

Templo Honenin
Es un templo de la secta Jodo que destaca por su puerta con techo de paja y por los montículos de arena rastrillada formando motivos diversos. El objetivo del templo Honen-in no es tanto la belleza estética como crear una atmósfera de paz.

Templo Eikan-do
Aunque originalmente este templo fue dedicado al Shingon, la séptima cabeza de monje, el templo comenzó a desplazarse hacia Jodo shu, una secta que se estableció formalmente aproximadamente un siglo más tarde, en 1175.
Yokan había formado en una serie de templos de diferentes disciplinas en Nara y fue un apasionado partidario del Buda Amida. En 1072, él estableció una Yakuō-in, que organizó la concesión a los necesitados y el cuidado de los enfermos.
También fomentó la práctica del Nenbutsu, una práctica china que era bastante nueva en Japón, en el templo, y su observancia de cultivo entre los monjes y devotos.
El templo también es llamado Zenrin-ji y es un complejo de edificios y jardines bastante grande, con diversos elementos interesantes, desde estatuas de Buda Amida hasta construcciones originales como el Garyûro (dragón durmiente) o el Suikinkutsu (un curioso diseño de “fuente” que hace música), pasando por magníficas vistas de Kyoto desde la pagoda de dos pisos que representa el punto más elevado del templo.

Templo Eikan-do, jardinesEl objeto más venerado del templo de Eikando es una estatua de madera del buda Amida con la cabeza orientada hacia un lado y no hacia adelante, como es habitual. En la foto aparece otra ya que a la del interior no se le pueden hacer fotografías.

Templo Eikan-do, estatua budaSegún cuenta la leyenda, un día la estatua cobró vida, bajó de su altar y se unió a Eikan, maestro del templo, en el rezo. Cuando Eikan se paralizó por la sorpresa, la estatua giró la cabeza para apremiarle, y desde entonces ha mantenido esa postura. Encontrarás la estatua, tallada al parecer en el siglo XII, en el salón de Amida, que se construyó tiempo después, a comienzos del siglo XVII. Formalmente, el templo se conoce como templo Zenrinji, que en japonés significa “templo en un bosque en calma”. Rodeado de árboles, de estanques y de jardines de musgo, Eikando es uno de los santuarios más tranquilos de Kioto. Aunque se fundó en 863, se siguió trabajando en estos edificios en fases posteriores entre los siglos XVII y XX. Si sigues ascendiendo por la colina, llegarás a la pagoda de Tahoto, un edificio de dos alturas cuya segunda planta, construida en 1928, es circular. Desde aquí podrás admirar la vista elevada del templo y de la ciudad.

Templo Nanzen-ji
El Nanzenji (la terminación ji indica que se trata de un templo) es un gran complejo religioso situado en las estribaciones de las colinas orientales de Kyoto. Como otros templos de la capital, en su origen fue una villa imperial perteneciente al Emperador Kameyama (1249-1305). Allí fundó su palacio de retiro en 1264 y en 1291 estableció un templo zen. El mismo emperador había estudiado y practicado el budismo zen de la escuela Rinzai. Por esa razón, a su muerte todo el predio se donó como sede del que se iba a convertir en el templo más importante de Japón en los tiempos medievales.

Templo Nanzenji, sala del te

El jardín zen del Nanzenji es conocido como el “Salto del Tigre”, ya que representa tres tigres (rocas grandes) y tres cachorros (rocas pequeñas) rodeados por agua (arena).
También en los terrenos del Nanzenji te sorprenderá la presencia de un acueducto. Tal como suena, en la era Meiji se construyó este acueducto denominado “Suirokaku”, inspirado en los acueductos romanos, las obras del cual finalizaron el año 1890. El acueducto forma parte de un sistema de canales que comunican la ciudad con el lago Biwa y sigue en funcionamiento.

Templo Shoren-in
Los jardines y edificios de Shoren-in forman un espacio de calma y tranquilidad, y pese a que fue diseñado durante la Era Muromachi, por todas partes se pueden ver detalles del diseño de jardines propio de la Era Edo. Como toda la estructura está relacionada con la familia imperial, toda ella muestra una gran elegancia. El estanque principal (Ryujin-no-ike) está rodeado por tres edificios, y en uno de los extremos tiene una cascada (sensin-no-taki) que aprovecha la pendiente del Mt.Awata sobre el que está construido el jardín. En el estanque destaca una gran piedra situada en el centro que tiene la forma de la espalda de un dragón bañándose en el estanque, y delante de la cascada hay una gran piedra azul para orar.

Templo Shoren-in, jardines

Y llegamos a uno de los momentos más especiales del viaje que fue cuando nos convertimos por unas horas en maiko (aprendiz de geisha) y samurái. El lugar elegido fue una tienda situada en el extremo sur del barrio de Gion (muy cerca de la parada de Gion Shijo Sta.) y que se llama Emarsa.
Si te interesa este tema puedes leer con más atención toda la explicación con más detenimiento sobre esta experiencia. Junto con la figura de los luchadores de sumo, dentro de la cultura japonesa destacan las figuras del samurái y la geisha. Y en ello nos convertimos: el ideal estético para las mujeres y el ideal guerrero masculino. Inolvidable!!!
http://www.emarsa.jp/english/index.html

maiko transformacion, detalle maquillaje

maiko y samurai transformacion en kioto, Japón

Bosque de bambú en Arashiyama

Arashiyama mapaArashiyama es un bonito barrio turístico ubicado en las afueras de Kioto. Es un destino particularmente popular durante el otoño y la primavera, debido a los colores.
Uno de los puntos de referencia de Arashiyama es el puente Togetsukyo y sobre todo, el famoso bosque de bambú y el parque de los monos. Junto al bosque, se pueden visitar algunos templos Zen, como el Tenryuji, así como descansar en las tiendas y cafés de la zona. Nosotros solo tuvimos tiempo para darnos una vuelta rápida por el centro de este barrio y perdernos por el camino de bambú, pero bien podríamos haber estado todo el día. En muchas ocasiones elegir qué hacer entre tantas opciones se hace complicado.
Los senderos que atraviesan el bosque de bambú, son muy agradables para realizar un paseo en bicicleta (se pueden alquilar muy cerca de la parada del tren) y para admirar las más bellas imágenes de la ciudad. Se puede disfrutar a cualquier hora del día pues, el paseo se encuentra iluminado.

bosque-de-bambu-arashiyama

Una de las mejores formas para acceder a Arashiyama es la línea JR Sagano. bosque de bambú, Arashiyama 2El viaje de ida a Saga-Arashiyama Station dura 15 minutos y cuesta 230 yenes. De Saga-Arashiyama Station, el centro de Arashiyama se puede llegar en 5-10 minutos a pie. Si tienes Japan rail pass está incluido al ser línea JR.
Se concentran unas 50 variedades de bambú en el bosque Sagano Arashiyama, algunos superan los 20 metros de altura lo que deja una entrada de los rayos de sol bastante especial. Igual pasa con el viento y el sonido que provoca, es tan particular que los propios japoneses han votado este sonido como uno de “los 100 sonidos que hay que salvar de Japón”.

Nuestro paseo por esta zona nos llevó hasta el puente Togetsukyo o “puente que cruza la luna“, aunque lo que cruza es el río Hozu. Si hubiéramos tenido más tiempo (pero ya era tarde) me habría gustado ir a ver monos, macacos japoneses. La entrada a la reserva de Iwatayama está a la derecha nada más cruzar el puente junto a un pequeño templo.

el puente Togetsukyo, Arashiyama

Barrio de Gion
calle de GionY volvimos para pasear de noche por el barrio de Gion donde tuvimos la suerte de ver de pasada a dos maikos (de las de verdad).
Fue un agradable paseo nocturno a pie por parte del barrio de geishas de Gion (es decir, por Gion Kobu, Gion Higashi y la zona del riachuelo Shirakawa), que está lleno de casas de té (ochaya), casas de geishas (okiya) y tiendas tradicionales de dulces, textiles, ornamentos, maquillaje, calzado, parasoles…
Pasear por las calles estrechas de Gion es como retroceder en el tiempo y junto con la experiencia de horas antes, un momento casi insuperable.

una maiko en Gion

Un paseo para acabar de abrir el hambre y nos fuimos hacia las afueras de este barrio para encontrar algo más barato donde cenar y acabar un día muy completo.

Restaurante a las afueras de Gion

Día 10. Kioto – Himeiji – Kobe – Kioto

horario tren himeiji, HyperdiaUtilizando la web de Hyperdia, como siempre, sacamos varios horarios para movernos en primer lugar a la ciudad de Himeiji y visitar su espectacular y famoso castillo, y después subir al Monte Shosha que es el lugar donde está situado Engyoji, un complejo de templos con una historia de 1000 años.
La segunda parte del día la utilizamos para pasearnos por Kobe y probar su famosa carne.

mapa tren Himeiji

mapa Himeiji ciudadHimeiji
Es mundialmente conocida por su castillo: el Castillo Himeji, considerado el castillo mejor conservado y de mayor importancia de la época feudal. entrada castillo HimeijiA diferencia de otros castillos japoneses, el castillo Himeji nunca fue destruido por guerras, terremotos o devorado por el fuego, por lo que pervive con su estructura y decorados originales. Está considerado una joya de carácter nacional (es Tesoro Nacional Japonés, así como patrimonio de la humanidad por la Unesco). Sus orígenes tienen lugar como fuerte, que comenzó a construirse en el siglo XIV. A lo largo de los siglos posteriores, los diferentes clanes gobernantes fueron ampliándolo, hasta llegar a la estructura final que hoy luce, finalizada en 1609. Las vistas del palacio son impresionantes, ya desde dentro o desde cualquiera de sus estancias hacia el exterior. Se tarda entre una y tres horas para hacer todo el recorrido.
En el edificio se observa el intento de combinar el poderío con la elegancia. El edificio es de madera enlucida. detalle, castillo HimeijiEl alto muro de piedra sobre el que descansa el edificio era necesario para proteger a sus habitantes de los ataques con armas de fuego que habían sido introducidas desde Europa. También es llamado el “Castillo de la garza real blanca” por sus muros blanco y porte.
Horario : Abierto diariamente de 9:00 a 16:00, en Julio y Agosto hasta las 17:00; cerrado desde el 29 al 31 de Diciembre). La última entrada que se permite es 1 hora antes de cerrar. Entrada : 600Yenes. Se llega o bien pie (15-20 minutos a pie desde la estación) o a 5 minutos en bus por calle Otemae-dori, que lleva directamente al castillo.

Jardín Koko-en
A escaso 100 metros del castillo se encuentra el castillo Koko-en y como su entrada está incluida en el ticket que compramos, le hicimos una visita.
Jardín Koko-en, HimeijiEs un jardín de estilo japonés con nueve jardines cada uno de ellos con un tema distinto relacionados con la época Edo aunque es de construcción reciente (1992).
Entre éstos cabe destacar la residencia principal, con un estanque y una cascada, un jardín del té en el que los visitantes pueden degustar el té verde japonés, el bosque de pinos, el jardín de bambú o el jardín de las flores. Se encuentra situado justo al lado del castillo Himeji: 5 minutos andando desde su entrada principal (Puerta Otemon). Abre diariamente de 9:00 a 17:00 de julio a agostoo, excepto del 29 de diciembre al 2 de enero, que permanece cerrado. Entrada: 300Y.

Monte Shosha
A nuestra tercera parada del día llegamos cogiendo el autobús número 8. Preguntamos y la parada estaba muy cerquita. teleferico Monte Shosha 2El Monte Shosha (Shoshazan) es la última parada de la línea así que no tiene perdida. Después se coge un teleférico que te sube a la cima. Como te decía, el bus se puede coger en la estación de autobuses de Himeiji a la salida del tren o si ya estás cerca del castillo en la parada que hay a unos metros. La parada final se llama “Mount Shosha Ropeway” (25 minutos, 260 yenes, salidas cada 15-20 minutos). Con el teleférico se sube a la montaña (500 yenes ida, 900 yenes ida/vuelta, salidas cada 15 minutos). Los autobuses que regresan de la estación del teleférico al centro de la ciudad tienen el número 11 en vez del 8.

Este monte es el lugar donde está situado Engyoji, un complejo de templos con una historia de 1000 años. Está en el límite de la ciudad de Himeji. Los edificios del templo de Engyoji se extienden sobre una área espaciosa y densamente arbolada en la cumbre de la montaña.
Desde el teleférico y a 10-15 minutos subiendo la montaña llegamos a la puerta Niomon y a otros 10-15 minutos llegamos a Maniden, una bonita sala en un templo de madera construido sobre pilares sobre una empinada pendiente.

Maniden, templo de Engyoji, Himeiji

Tras otros 5 minutos de camino por pistas forestales te lleva a una enorme sala de madera en el templo conocido como mitsunodo: El Daikodo (sala principal), Jikido (alojamiento y comedor y que ahora exhibe los tesoros del templo) y Jogyodo (gimnasio). Hay algunos edificios adicionales y un lugar desde donde podemos tener bonitas vistas de Himeji.
También es conocido por haber servido como localización de la película donde aparecía Tom Cruise, “El Último Samurai”.

Kaizando, templo de Engyoji, Himeiji

Ciudad de Kobe

Una media hora en tren separan las ciudades de Himeiji y Kobe, con lo que allá que nos fuimos. mapa KobeLa diferencia entra las dos es clara ya que Kobe es una gran ciudad, con sus encantos, pero a mi entender mucho menos exótica.
Una vez allí, subimos a ver las vistas panorámicas de la ciudad en el teleférico y su jardín botánico, nos dimos una vuelta por el puerto tras un largo paseo, vimos el puente de Akashi y cenamos la famosa carne de Kobe antes de volvernos a Kioto.

En este página junto con el resto de links de interés podrás encontrar más información, https://www.turismo-japon.es/descubrir-japon/japon-por-zonas/kansai/excursiones-en-kansai/hyogo/kobe

Kobe es después del de Yokohama, la ciudad con puerto más importante del país. Ya en el siglo XIX comerciaba por vía marítima con los principales mercados europeos.
Es una ciudad relativamente moderna, ya que su nacimiento se fecha a principios del siglo XIX. A finales del siglo XX, Kobe sufrió uno de los terremotos más devastadores que ha sufrido Japón, produciéndose una gran cantidad de muertos y daños materiales equivalentes a miles de millones de yenes. Actualmente está hermanada con la ciudad de Barcelona.

Buey de Kobe
Uno de los motivos por los que Kobe es conocida mundialmente es por su afamada carne de buey: el famoso buey de Kobe. Se trata de una raza de buey denominada kuroge wagyu , reses de piel negra criados con los mimos propios de un bebé. Mientras que la carne de Kobe es probablemente el tipo más conocido de wagyu fuera de Japón, hay muchas otras razas, tales como Matsuzaka y Yonezawa, que son tanto o más famosa entre los gourmets japoneses.
La carne de vaca de Kobe se distingue por ser una carne sabrosa que está bien veteada de grasa. Se produce a partir de un ganado de raza con pedigrí Tajima que se crían en la Prefecture de Hyogo. A pesar de rumor popular, las vacas no se alimentan generalmente con cerveza o se masajean con sake. Una vez sacrificada la res la carne debe tener una serie de requisitos y sólo las que tienen niveles excepcionalmente altos de calidad y grasa infiltrada se ganan la etiqueta de carne Kobe, que es una marca estrictamente vigilada.

carne de buey, Kobe

La carne de vaca de Kobe se sirve generalmente en filetes, shabu shabu (finas lonchas de carne poco hervidas en un caldo) o sukiyaki (rodajas de carne a fuego lento en una olla caliente). Una de las mejores maneras de disfrutar de carne de Kobe es en un restaurante teppanyaki, donde un chef cocina la carne en una placa de hierro en presencia de sus invitados. Los precios varían según el establecimiento, pero se puede llegar a pagar unos pocos miles de yenes por cada cien gramos de carne de res, mientras que una comida completa en un restaurante teppanyaki suele costar entre 8.000 y 30.000 yenes por persona.

Durante la II Guerra Mundial, los soldados japoneses que volvían a casa eran recibidos por sus compatriotas con muestras de gratitud y reconocimiento. Una de estas pruebas consistía en homenajear a los héroes con solomillos de buey de Kobe. Debido a su altísimo precio (ronda los 300 € el kg), los japoneses suelen pedir carne de kobe en un restaurante en finas láminas de 30 gr. Hoy en día es posible encontrar esta carne en España en algunos mercados y tiendas de gourmet muy especializados. Una hamburguesa de auténtica carne de Kobe puede costar alrededor de los 90-100 €.
Nosotros la probamos en la cena antes de irnos y estaba muy buena. Eso sí, hay muchos países con carne de una calidad comparable y más barata.

Monte Rokko
Lo primero que hicimos fue subir al Monte Rokko que domina la ciudad y es el punto más alto de la cordillera que lleva el mismo nombre. Forma parte del Parque Nacional de Seto-nai-kai y es un punto de partida para hacer senderismo. Pero, es sobre todo conocido por la magnífica vista de la ciudad de Kobe que se tiene desde la cima, esta vista es considerada una de las mejores vistas nocturnas del mundo.
Desde la estación de Sannomiya, tomar la línea Hankyu Kobe hasta la estación de Rokko (7 minutos en tren), y luego el teleférico de Rokko hasta la cima (12 minutos).

vistas de Kobe, Monte Rokko

Nunobiki Herb Garden
Este es uno de los jardines de hierba más grandes de Japón con cientos de especies de hierbas y flores de temporada. El jardín tiene un invernadero donde se cultivan flores y frutas como guayabas y papayas durante todo el año.
La entrada superior al jardín es la estación superior del Shin-Kobe Ropeway. Aquí, además de la plataforma de observación hay una tienda, cafetería y restaurante y souvenirs que vende muchos productos herbales y aromáticos. También hay un “Rose Garden Symphony”, donde los visitantes pueden disfrutar de diferentes variedades de rosas que mientras escucha música.

Nunobiki Herb Garden, Kobe

Los excursionistas, que no quieren entrar en el herb garden, pueden llegar a la estación superior y la plataforma de observación, siguiendo un sendero de 30 minutos que no pasa por el jardín. cascada Nunobiki, KobeDespués de llegar a la estación superior del teleférico, el mismo camino sigue hasta el Monte Maya, una de las cumbres de la cordillera de Rokko. Desde el teleférico vimos parte de la cascada de 43 metros de altura Nunobiki, cuyo nombre proviene de su forma como de tela colgando.

Arima-onsen
Si tienes tiempo, en la otra ladera del Monte Rokko se encuentra el balneario más antiguo de Japón. Sus fuentes termales, ricas en hierro y sal (más del doble de la salinidad del mar) son apreciadas y utilizadas para tratar problemas digestivos, problemas femeninos, neuralgias o reumatismos. Sus fuentes, que también contienen radio y carbonato, son eficaces contra los problemas gástricos y contra las enfermedades de la piel.

Nankinmachi – Chinatown de Kobe
Nankinmachi es una chinatown no muy grande en el centro de Kobe y centro de la comunidad china en la región de Kansai. El área fue poblada por los comerciantes chinos que se establecieron cerca de Puerto de Kobe después de que el puerto se abrió al comercio exterior en 1868. A medida que el chinatown creció, se conoció como Nankinmachi.

Nankinmachi - Chinatown de Kobe

Puerto de Kobe
El puerto de Kobe es el segundo puerto comercial de Japón. Es también un paseo marítimo muy popular, cuenta con el parque Meriken, con cruceros por la bahía y con la torre Port Tower, que ofrece, gracias a sus 108 metros de altura, hermosas vistas panorámicas de la ciudad.

Puerto de Kobe

Puerto de Kobe

Puente Akashi Kaikyo
El puente Akashi Kaikyo es el puente colgante más largo del mundo, con una longitud de 3.911,1 metros y luz máxima de 1.991 metros, conecta el distrito de Maiko con la isla de Awaji-shima. La vista de este puente es especialmente interesante durante la noche por su iluminación, que va cambiando. También se puede visitar la pasarela de observación bajo el puente. A 47 metros del suelo y con una longitud de 150 metros, ofrece una vista impresionante.
Para llegar hay que bajarse en la estación de Maiko, a 25 minutos en tren de la estación de Sannomiya con la línea JR Sanyo.

puente-akashi-kaikyo-kobe

Y al día siguiente seguíamos con nuestro viaje, cambiando planes para no toparnos con la lluvia. En esta ocasión, otra de las excursiones obligadas en Japón como es  la ciudad de Nara.

Día 11. Kioto – Nara – Kioto
En una hora de tren más o menos nos plantamos en la ciudad de Nara para visitar los templos de Kofukuji, Todaiji (edificio en madera más grande del mundo) y el santuario de Kasuga Taisha. La visita es obligada ya que en esta localidad se encuentra la estatua en bronce de Buda más grande de Japón y los famosos ciervos que te “saludan” al verte.

panoramica estacion tren Nara JR

Nara fue la capital de Japón de 710 a 784 y donde se originó el budismo japonés, apoyado por los emperadores sucesivos. Una excursión de todo un día que muchos turistas terminan con la visita casi llegando a Kioto de Inari (como nosotros ya habíamos ido aprovechamos para perdernos por la zona de la calle Pontocho).

Nara dispone de 8 monumentos declarados patrimonios de la humanidad. No los vimos todos, pero sí los más importantes. Éstos son las paradas imprescindibles:

Parque de Nara
Familiarmente conocido con el nombre de “Parque de los Ciervos”, acoge cerca de 1.200 ciervos en semi-libertad. La mayoría de los monumentos históricos de la ciudad están dentro y alrededor del parque arbolado.
Al llegar a la estación de tren de Nara JR, pudimos pedir un mapa en información y turismo sobre la ciudad que estaba en castellano y que era mejor que el que llevábamos. La parada más próxima es Kintetsu Nara station pero con el Japan Rail pass se llega a Nara JR, con lo que nos indicaron que era mejor coger el bus número 2 justo en la salida de las estación para acercarnos a la parada de bus Daibutsuden, la entrada del parque de Nara y a unos metros del gran templo Todaiji.

ciervos parque Nara

Los ciervos están considerados como mensajeros de los dioses según la antigua tradición sintoísta, hoy en día tienen el estatus de tesoro nacional, y no hay duda de que se han convertido en el símbolo de Nara. Domesticados por cientos de años de tradición y por el cuidado de los visitantes que los alimentan con galletas para ciervos, las shika-sembei; lo más peligroso que puede ocurrir es que asalten para robarte comida o te intenten morder el pantalón, así que cuidado. Cuando te piden comida, suben y bajan la cabeza, un gesto simpático como de saludo que hará que compres galletas, sí o sí.

Templo Todaiji
Originalmente construido a principios del siglo VIII, este templo es conocido mundialmente por su Daibutsu, una estatua de bronce de Buda de 16,2 metros de altura, la estatua de bronce más grande del mundo.

exterior templo Todaiji, Nara

El Daibutsu se completó en 752. El edificio principal es el edificio de madera más grande del mundo, con sus 48,6 metros de altura, 57,3 metros de largo y 50 metros de ancho. Sin embargo, reconstruido en 1702 después de un incendio, el edificio actual es mucho más pequeño que el original. Como no podía ser de otra forma, es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.
Cuenta la leyenda que se emplearon para su construcción a más de 2 millones de personas, la mitad de la población de la época.

El Daibutsu, es una representación del Buda Dainichi (en sánscrito se le conoce como Vairocana y en japonés como Daibutsu) y según la doctrina Kegon es el Buda cósmico al que se le atribuye la creación de todos los mundos y sus respectivos budas. Sus manos expresan el mensaje “nada que temer” y “bienvenidos”.
Templo Todaiji, gran Buda bronce, NaraEl Buda original estaba revestido de pan de oro y su construcción llevó a Japón al borde de la bancarrota. Posteriormente, la estatua sufrió terremotos e incendios, y perdió la cabeza un par de veces, por lo que algunas partes tuvieron que ser refundidas. Se cree que fue construido por el emperador Shōmu para proteger a la población de las epidemias.
Alrededor de la cabeza del Daibutsu hay una serie de budas más pequeños que representan cada una de sus 16 manifestaciones, y están colocados de forma que desde el suelo parezca que tienen el mismo tamaño.
En el interior del pabellón también hay dos bodhisattva, uno de los cuales es el de la memoria y la sabiduría y al que los estudiantes rezan con fervor.
Una de las curiosidades del templo es una columna que se encuentra detrás del Buda. En su base hay un agujero de 50 cm de ancho, la medida de las fosas nasales del Buda, y se dice que quien consiga pasar por él arrastrándose alcanzará la iluminación. Templo Todaiji,columna, NaraLa columna es fácilmente reconocible por la fila que hay para pasar por su interior, principalmente niños que entran sin dificultad, pero también algunos adultos. Nosotros pasamos sin problemas, el truco es pasar primero los brazos e intentar apoyarse sobre un lateral de la cadera, en vertical y no en horizontal ya que si no, te encajas. Ten cuidado porque yo de recuerdo por la fricción me llevé un buen moratón en la pierna, pero merecía la pena para conseguir “la iluminación”.
Entrada: 500 Yenes. Horario: Abierto de 7:30 (8:00 desde Noviembre a Marzo), cierra a las 17:30 (16:30 de Noviembre a Febrero, 17:00 de Marzo a Octubre)
http://www.todaiji.or.jp/

Templo Nigatsudo
A un lado del templo Todaiji sube un sendero hacia lo alto de la colina, donde se encuentra una extensión del anterior llamado Nigatsudo y que bien vale el esfuerzo.
Está construido de madera, como un mirador sobre la ciudad de Nara y las montañas que la rodean.

Templo Nigatsudo , exterior, Nara

templo-nigatsudo-exterior-escaleras-nara

Santuario Kasuga TaishaSantuario Kasuga Taisha, linternas 2, Nara
Uno de los santuarios más famosos del país, fundado en 768. y uno de los más famosos santuarios sintoístas de Japón. Sus edificios lacados en bermellón ofrecen un magnífico contraste con el verde del bosque circundante.

Su arquitectura excepcional, de gran elegancia, y las 3.000 lámparas que marcan el acceso al santuario o que cuelgan de las vigas del techo son otros motivos para admirarlo. Otro ejemplo claro de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.
La Hômotsuden (Sala del tesoro) está situada al norte de la entrada del templo y alberga indumentaria cemonial sintoitas y ropas empleadas en funciones de bugaku y gagaku. Horario de 9.00 a 16.00 (420 Yenes).
http://www.kasugataisha.or.jp/

Estanque Sarusawano-Ike y pagoda del templo Kofukuji
El espectáculo de la pagoda de cinco plantas del templo Kofukuji reflejada en este estanque es uno de los más populares de la ciudad.

Templo Kofukuji y lago, Nara
Por su parte el Templo Kofukuji fue fundado en el año 710, el templo era patrocinado por el clan Fujiwara. En su período de prosperidad, contó con hasta 175 edificios, aunque muchos de ellos quedaron destruidos por los incendios. Los más famosos que perduran aún hoy son la pagoda de cinco plantas, que data de 1426, el edificio principal del este o Tokondo, que data de 1415, y la pagoda de tres pisos, que data de 1143.
También es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.
http://www.kohfukuji.com/english.html

Barrio Naramachi y templo Gangoji
El barrio antiguo de Nara se denomina Naramachi. Sus casas originales del Siglo XIX se conservan en perfecto estado y continúan habitadas. El museo de Naramachi recrea a la vida de las personas en tiempos antiguos. Paseando por estas calles visitamos el templo Gangoji.

Templo Gangoji, Nara

El tiempo pasa volando, si aún así quieres hacer la visita más larga o dispones de más tiempo, cabe tener en cuenta otras posibles paradas.
Por ejemplo: el Museo Nacional de Nara que tiene una gran colección de arte budista con piezas características de cada período de su historia, el templo Horyuji a 45 minutos en tren de la estación de Nara que es uno de los lugares de culto más importantes de Japón, el Palacio Heijo, o Nishinokyo que está al oeste de Nara y reúne varios templos del siglo VIII de gran importancia artística, arquitectónica e histórica.

Rematamos la ya en Kioto cenando cerca del Nishiki food market (está lleno de opciones) y es una zona interesante también por descubrir.

Nishiki food market, Kioto

Y se nos hizo de noche paseando por la calle Pontocho.

calle Pontocho, Kioto

Día 12. Kioto – Monte Koya (Koyasan) – Kioto

La visita al Monte Koya también me gustó muchísimo y aunque me hubiera gustado quedarme a dormir para vivir la experiencia al máximos, pudimos al menos pasar el día y disfrutar de la naturaleza y de su historia. Ten en cuenta que si tu salida es desde Kioto, entre ida y vuelta tardarás unas 5 horas si todo va bien.

tren linea Nankai, Koyasan

La estación ferroviaria que sirve de puente de entrada al Monte Koya es la de Gokurakubashi en la línea Nankaï. Desde Kioto el recorrido fue el siguiente, tren bala hasta Shin-Osaka, de ahí la línea circular hasta Namba o Shin-Imamiya, y en la línea Nankai hasta Gokurakubashi. acceso tren hasta koyasanParte de este recorrido en tren no está cubierto por el Japan Rail Pass para que lo tengas en cuenta, pero creo recordar que no llegó a 20 euros todo.

Desde esta estación, el teleférico Koyasan tardará 5 min por 390 yenes hasta la estación de Koyasan. Tras bajar del teleférico, se coge un autobús durante unos 10 min y 290 yenes hasta Senjuinbashi, centro de la ciudad y emplazamiento de la oficina de turismo. En la misma ciudad de Koyasan, es fácil desplazarse a pie, pero, de todas formas, existen 3 líneas de autobús que comunican los principales templos y otros lugares turísticos.

El medio más simple para ir a Gokurakubashi es coger la línea Nankaï que sale de Osaka. Podrá cogerla desde las estaciones de Namba y de Shin-Imamiya, hasta su terminal Gokurakubashi. Hay 5 exprés limitados al día que llevan directamente a y por una tarifa que va de los 1 650 yenes.
Si tienes el Japan Rail Pass, te será más conveniente ir al Monte Koya cogiendo las líneas JR.

La misma estación de Shinimamiya compramos un ticket hasta Gokurakubashi que incluye el tren cremallera que sube hasta Koyasan y el posterior autobús que te deja en el centro de este pueblito (al lado de la oficina de turismo donde coger un mapa o usar su free wifi).

funicular subida Koyasan
Este último tramo no se puede hacer a pie, pese a ser un trayecto bastante corto. El andén donde has de esperar es el número 2 y la parada es la de Senjuimbashi. Los autobuses suelen venir cada 20 minutos.

ticket heritage Koyasan trenPuedes ir pagando por separado o con este ticket conjunto que se llama Koyasan World Heritage ticket. Lo más interesante es que en el precio de este ticket entra el viaje de ida/vuelta, viajes ilimitados en los autobuses del Monte Koya, descuentos en algunas atracciones del lugar y se puede usar en dos días consecutivos.

En total casi dos horas y media, pero lo bueno es que aunque lento, el camino es bastante bonito y desde la ventana a medida que nos vamos acercando al Monte Koya, la naturaleza coge fuerza y se observan preciosos acantilados, bellos bosques, y pequeñas casitas.

Los templos del Monte Koya forman una ciudad en la cima de una montaña boscosa a más de 1.000 metros de altitud. El destino ha ganado un gran renombre en estos últimos años, y se ha convertido en uno de los destinos más buscados a pesar de no tener un acceso fácil ni rápido.

mapa completo, Koyasan

El Monte Koya está situado en la prefectura de Wakayama, al sur de Osaka. Es el centro del Budismo Shingon, introducido en Japón en el siglo IX por el monje Kukai. En su origen, fue un monasterio detrás de la ciudad de Kioto, y ahora es una ciudad que contiene más de 100 templos y universidades dedicadas a los estudios religiosos, que sirve de lugar de recogimiento para un gran número de peregrinos. Además es el punto de salida y de llegada del peregrinaje de los 88 templos de Shikoku ( de los que luego os hablaré).
Kōyasan deriva de Kongobuji, nombre del templo más importante del lugar, que significa “Templo de la Montaña del Diamante”.
En 2004, la Unesco declaró el lugar Patrimonio de la Humanidad como parte de los sitios sagrados y rutas de peregrinación de los montes Kii.

En la actualidad, el budismo shingon ha resurgido con notable fuerza en todo Japón, donde cuenta con treinta millones de seguidores, y Koyasan, una población de 7000 habitantes dedicados exclusivamente a proveer las necesidades del millón de personas que lo visitan todos los años, es una especie de Vaticano, cuyo templo principal, Kongobushi, es el propietario de los terrenos y administrador de todos los bienes. De los 107 templos o monasterios que quedan en pie, 52 ofrecen alojamiento, meditación y vida espiritual activa a cuantos lo deseen.

Templo Okuno-in (Gobyo)
Nosotros nos bajamos en la última parada del autobús (Okunoin-mae), donde está la oficina de información Nakanohashi Annaijo. El acceso al templo se realiza a pie por un camino pavimentado de 2 kilómetros, o 40 minutos, a través de un bosque de cedros, muchos de ellos centenarios, entre los cuales hay más de 200.000 tumbas, algunas más que milenarias, monumentos funerarios y estatuas de personajes históricos.

camino-templo-okuno-in-koyasan

camino-templo-okuno-in-2-koyasan

Al final del camino se encuentra el mausoleo de Kukai. Más allá del puente Gobyo-bashi, está prohibido hacer fotos, comer, beber o fumar. Al cruzar el puente, se debe bajar la cabeza y poner las manos unidas en oración, ya que la creencia afirma que Kukai espera y recibe a los visitantes al final del puente. El mausoleo está situado detrás del templo de las linternas, iluminado por el resplandor de 20.000 linternas colgadas, y es aquí donde descansa este monje tras su muerte en el año 835.

puente Gobyo-bashi , Koyasan

En el Mausoleo de Kobo Daishi, se dice que reposa en perpetuo satori a la espera de la llegada del Nuevo Buda. Bajo los árboles, a ambos lados del sendero, cientos de miles de tumbas acogen los huesos o el cabello de otros tantos seguidores de todo los rincones de Japón que a lo largo de los siglos han querido que sus restos esperaran también allí, en meditación eterna, el despertar del santo.

camino cementerio Templo Okuno-in , Koyasan

Antes de cruzar el puente no te olvides que puedes recoger agua para echarla sobre las cabezas de las estatuas Jizo (o guardianes de las almas de los bebés muertos, las mujeres embarazadas y los viajeros) como ofrenda para formar parte de una tradición muy importante en el Japón tradicional. Recuerdo que el Jizo o Ksitigarbha es un Bodhisattva (seguidor del camino de Buda) el cual es el protector de las almas de los niños que murieron de forma prematura y han quedado atrapados en el limbo espiritual de la orilla del Sanzu.

estatuas-jizo-templo-okuno-in-koyasan

Templo Kongobu-ji
Volviendo al centro de Koyasan nos encontramos otra parada esencial. Es el templo principal de los 3.600 templos Shingon de todo Japón. Construido en 1592, es famoso por sus pinturas realizadas sobre fusuma (tabiques móviles), siguiendo el estilo de la escuela Kano. El jardín Banryu-tei es el mayor jardín de piedras de Japón. Dos dragones realizados con 140 piezas de granito azul y de arena blanca vigilan el Okuden (santuario).

Templo Kongobu-ji, Koyasan

Complejo Danjo Garan
El emperador Saga concedió estos terrenos en lo alto del monte Koya a Kobo Daishi en el siglo IX para establecer un monasterio de su particular escuela de monjes budistas lejos del mundanal ruido. El primer templo, llamado Kondo, se construyó en el 819 para que sirviera de centro de estudios y librería. A su alrededor fueron levantándose nuevos templos, como Miedo, dedicado albergar estatuas de Buda, o Daito, una bella pagoda de doble tejado dedicada al estudio del budismo esotérico, hasta completar el gran complejo que hoy se conoce como Danjo Garan.

danjo-garan-koyasan

Puerta Daimon
Daimon es la entrada principal de Koyasan. La primera estructura fue creada en el valle Tsuzuraori y se trasladó a la sede actual en el siglo 12. El edificio actual fue reconstruido en 1705. Daimon mide 21,4 metros por 7,9 metros y está 25,1 metros de altura. Las estatuas se llaman dentro de los kongo-rikishi (Guardianes) y vigilan la entrada principal de Koyasan. Estas magníficas estatuas fueron creadas por Uncho y Koui durante el periodo Edo.

Puerta Daimon-Koyasan

Mausoleo de Tokugawa Iemitsu

Este mausoleo fue construido en 1643 por el Shogun Tokugawa Iemitsu, la tercera generación de Shogunes Tokugawa. La arquitectura es representativa del estilo de la era Edo. Dos edificios idénticos fueron diseñados en el mausoleo del sitio y ambos se han diseñado con techo de vigas que se unen en el vértice central. El interior de estos edificios está ricamente decorado en madera lacada con pan de oro, grandes murales.
El edificio de la derecha es el mausoleo del General Tokugawa Ieyasu, y en el edificio de la izquierda está el mausoleo del General Tokugawa Hidetada.

Mausoleo de Tokugawa Iemitsu Koyasan

Koyasan-Reihokan
Nuestra última parada fue este museo. El edificio de los Tesoros de Koyasan alberga 50.000 objetos, entre los que hay 21 tesoros nacionales y 140 bienes culturales importantes.

Aprovecho ahora para contaros dos rutas de peregrinación que podéis hacer en Japón. Yo las tengo pendientes para mi próximo viaje: una es el Camino de Kumano, Kumano-Kodo, y la otra es la Ruta de los 88 templos. Éste es un pequeño resumen pero encontrarás mucha más info en el siguiente enlace: https://www.turismo-japon.es/cosas-que-ver-y-hacer/actividades-al-aire-libre/senderismo-en-japon

KUMANO-KODO
(Camino de Kumano)
Recorre varias provincias del sudeste de Japón pero el tramo final transcurre por la prefectura de Wakayama (hermanada con Galicia) Los cuatro ramales principales recorren impresionantes paisajes naturales, pintorescos entornos rurales y contienen hitos religiosos, que son importantes tesoros histórico-artísticos.

Por todo ello, el corazón de Wakayama, las Montañas de Kii, fueron declaradas por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad . El monte Koya forma parte de este camino que tiene como punto clave también el templo de Hongu ( el equivalente en España a Santiago de Compostela).

SHIKOKU-HENRO
(Ruta de los 88 templos)
Koyasan también entronca con la otra gran ruta de peregrinación japonesa, el Shikoku-Henro, por albergar el mausoleo del monje Kukai, fundador del budismo esotérico shingon. Esta otra ruta, conocida como de los 88 templos, se halla en la vecina isla de Shikoku.
Al igual que el Kumano-Kodo o la Ruta Jacobea, en el Shikoku-Henro se puede recorrer un tramo concreto si no hay tiempo para más. Pero a diferencia de los otros caminos, éste no tiene principio y fin estrictos por ser circular. Sin embargo, la costumbre es marchar por la ruta en el sentido de las agujas del reloj. Destaca por su monumentalidad el complejo de templos de la ciudad de Kotohira, conocidos como Kompirasan o el templo de Zentsuji en la ciudad del mismo nombre, por ser el lugar donde nació Kukai.

mapa Koyasan esquema

vistas bajada Koyasan

Cuando llegamos a Kioto serían sobre las 8 de la tarde y aún aprovechamos lo que quedaba del día descubriendo los rincones de la maravillosa estación de tren de Kioto (y la de autobús, justo en una de sus salidas). Y cenamos allí cerca del piso terraza arriba del todo, que está lleno de restaurantes.

estacion tren Kioto

estacion autobus Kioto

Día 13. Kioto: Pabellón de oro y el Templo Ninnaji, espectáculo Gear en Art Complex 1928 y cena espectáculo en el Restaurante Ninja

Fuimos huyendo de la lluvia, y dejamos para el día con peor previsión lo que nos quedaba de Kioto para aprovechar también y hacer dos actividades a “cielo cubierto” como fueron asistir al espectáculo Gear y cenar en el turístico Restaurante Ninja. Dos opciones interesantes que luego os amplio.
Cogimos el bus con el ticket para el dia completo por 5 euros y fuimos directos a la zona noroeste de Kyoto, donde se extiende un barrio al que, desde el siglo VIII, llegaron a instalarse muchos aristócratas. En él se construyeron varios grandes templos, siendo los más famosos el Kinkakuji o Pabellón de Oro, recubierto por completo de hojas de oro, y el Ryoanji, famoso por su jardín de piedras representativo de la filosofía Zen.

mapa noroeste Kioto, Pabello dorado

En la web de la Oficina de Turismo de Japón en España https://www.turismo-japon.es/descubrir-japon/japon-por-zonas/kansai, leí que al oeste de estas dos joyas, se encuentra el pueblo del cine de la famosa compañía de producción Toei, que transporta al turista al universo de las jidai geki o películas de sables. Curioso que estas películas fueran las inspiraron los jedi de La guerra de las galaxias. Por falta de tiempo y sobre todo por la lluvia que no paró de caer, lo dejamos para un próximo viaje.

El Templo Kinkakuji o Pabellón de Oro
El Templo dorado, Pabellon de Oro o también llamado Tempo Kinkakuji fue originalmente la villa de descanso de un shogun Ashikaga, el generalísimo de la época Muromachi (1336-1573). A su muerte, se transformó en un templo. En el jardín, se extiende un maravilloso pabellón recubierto de hojas de oro, una perfecta réplica del edificio original destruido en 1950 y reconstruido en 1955 (este acontecimiento fue el tema de la novela El Pabellón de Oro, de Yukio Mishima).

pabellon-dorado-kioto

Templo Ninnaji
Este templo es el máximo exponente de la escuela de Omuro, una doctrina del budismo. En el complejo destacan la pagoda de cinco pisos, un salón dorado y un huerto con cerezos enanos. Ya dentro del templo, que se construyó en el año 888, hay objetos antiguos y paredes de papel adornadas con pinturas. En este templo sí nos dejaron hacer fotos, pero recuerda que en la gran mayoría está prohibido.

templo-ninnaji-kioto
El jardín de este santuario es una belleza destacable, aunque muy tradicional, lo que sin duda le da más vida a este espacio declarado también Patrimonio de la Humanidad. Es un sitio perfecto para descubrir el verdadero Japón, ese que se aleja de las rutas más turísticas.

templo-ninnaji-kioto

El Templo Ryoanji y Daitokuji
Seguía lloviendo y fuerte así que decidimos cambiar de tercio. Pero si tienes tiempo estas otras dos paradas también son destacadas.
El Templo Ryoanji es famoso por su jardín, un ejemplo perfecto de inspiración Karesansui. Quince rocas emergen de un mar de arena blanca. Su sencillez y su pureza constituyen la emanación de los principios del budismo Zen.
Y el Templo Daitokuji es un imponente complejo destinado a la transmisión y enseñanza del budismo Zen. Este templo consta a su vez de otros veinte templos en su interior, de los cuales cinco están abiertos al público. Además, esconden un gran número de inestimables tesoros y de hermosos jardines paisajísticos que datan de los siglos XV, XVI y XVII. Uno de los más famosos es el jardín de piedra del Templo Daisen-in.

mapa-noroeste-kioto-pabellon-dorado-2

Espectáculo Gear en Art Complex 1928
Espectáculo GEAR, mapa Art Complex, Kioto 2Este día comimos pronto en un restaurante cercano al edificio Art Complex porque ya habíamos visto mientras preparábamos este viaje que en Kioto se hacía un espectáculo llamado Gear que podía ser una opción diferente que hacer en la ciudad. La sesión que elegimos era a las 14 horas y los billetes se pueden comprar directamente por Internet o en el mismo edificio.
La historia del espectáculo transcurre en una fábrica abandonada de juguetes del futuro donde una muñeca parece cobrar vida y cambia el chip de los trabajadores de la misma, que son unos robots humanoides.
Esa “supuesta humanidad momentánea” causada por la interrelación con la muñeca es el hilo argumental de esta pieza de teatro de vanguardia que ofrece un espectáculo sin diálogos y que busca estimular las emociones y nuestros 5 sentidos.

espectaculo-gear

Aunque en muchas webs había leído que era una gran idea para un viaje si el turista iba en familia con hijos pequeños, la verdad es que a nosotros nos gustó mucho. El espectáculo demuestra la gran variedad cultural de la que dispone Kioto si se quiere salir de lo típico japonés. La muñeca es ideal con un gran trabajo de interpretación y los cuatro robots de esta fábrica abandonada que sigue en funcionamiento a pesar del paso de tiempo muestran con gran habilidad juegos que entremezclan la danza, la magia, los malabares, el mimo y muchas sorpresas más.
http://artcomplex.net/gear/en/

espectaculo-gear

 Cena espectáculo en el Restaurante Ninja
Tras el buen sabor de boca del espectáculo Gear seguía lloviendo y pasamos a la segunda actividad que teníamos prevista. Ahora sí cerramos el día con una cena espectáculo que gira en torno el Restaurante Ninja, Kioto, cena espectaculomundo de los ninjas. Está en la zona de Kawaramachi (muy cerca del anterior)
http://www.ninja-kyoto.co.jp/
El Restaurante está dentro de unas calles llenas de tiendas donde puedes encontrar de todo. Nosotros dimos una vuelta y entramos para cenar viendo el espectáculo de Ninjas, aunque el local es mucho más completo con un laberinto y todo.
Primero hubo un pequeño espectáculo de magia y tras empezar la cena empezó el show que duró unos 45 minutos. Si eres un poco friki en este mundo de los ninjas y las espadas, seguro que sales encantado. Pedimos dos platos y la verdad es que estaban buenísimos aunque cuando apagaron las luces comimos como pudimos 🙂

Restaurante Ninja, Kioto, plato de makis
La puesta en escena está llena de luces, efectos, fuego, láser y combates. Un show típico entre turistas pero también entre japoneses ya que las otras dos mesas (no estaba lleno) eran japoneses disfrutando entre amigos. Y así cerramos la jornada y nuestra semana en Kioto. El último día de nuestro viaje estaríamos en Osaka.

restaurante-ninja-kioto

restaurante-ninja-kioto

restaurante-ninja-kioto

Día 14. Kioto – Osaka: paseo en barco con el Osaka River Cruise, castillo de Osaka, Torre Shin Sekai, atardecer en Shin Umeda city, calle Dotombori y cena en el barrio de Namba

Nuestro último día completo de este viaje lo dedicamos a la ciudad de Osaka. Decidimos hacer una noche en Osaka ya que estaba más cerca del aeropuerto donde cogeríamos el vuelo para volver a España. horario tren Kioto - Osaka, con la web HyperdiaPero realmente creo que no merece la pena porque hay una distancia de una media hora. Aún así por si las moscas preferimos cambiar de ciudad, concretamos los horarios del tren hasta Osaka con la web de Hyperdia y llegamos al Hotel Alps prontito para aprovechar la jornada. Fuimos llevando nuestras propias maletas, pero es interesante saber que los hoteles disponen del servicio para llevarte la maleta hasta tu próxima parada, de forma que te es todo mucho más cómodo.
Así como en los dos hoteles donde estuvimos en Tokio y el de Kioto me encantaron, en éste pese a que la noche fue bastante cara, no me gustó nada la relación calidad-precio y sobretodo que nadie supiera decir dos palabras en inglés seguidas.

Antes de nada, algo de info sobre la ciudad. Osaka es la tercera mayor ciudad de Japón con una población de casi 3 millones de habitantes. Se encuentra ubicada en la isla principal de Honshu, en la desembocadura del Río Yodo en la Bahía de Osaka. mapa osaka y ciudades cercanasLa ciudad es uno de los puertos y centros industriales más importantes de Japón, así como la capital de la Prefectura de Osaka.
Forma parte de la región de Kansai y es el núcleo del área metropolitana Osaka-Kobe-Kioto que tiene una población de casi 18 millones de habitantes. Situada a 2 horas y media aproximadamente de Tokio en tren bala, es uno de los grandes destinos de los turistas que visitan Japón. Nosotros elegimos Kioto como punto de referencia pero sin duda Osaka bien puede serlo.
De hecho, su aeropuerto internacional también posee uno de los tráficos más intensos en lo que a tráfico nacional se refiere. Muchos de los turistas internacionales entran en el país del sol naciente por el aeropuerto de Narita (Tokio) para salir por el de Kansai en Osaka. Así lo hicimos también nosotros.

Éstas fueron nuestras paradas durante el día:

Paseo en barco con el Osaka River Cruise
mapa Osaka, River Cruise paradasPensamos en hacer un pequeño crucerito por el canal de Osaka y en Internet vimos esta empresa que lo ofrecía. Así que, tras dejar las maletas en el hotel, cogimos el metro hasta la parada de Osakajokoen station y en tres minutos andando estábamos en el muelle.

Fue un agradable paseo para ver el centro de la ciudad desde otra perspectiva.

Bastante interesante y recomendable por ejemplo si vas en familia o si llueve. A nosotros no nos llovió pero el dia estuvo muy gris a ratos.
http://suijo-bus.jp/language/english/

barco Osaka River Cruise

barco Osaka River Cruise

barco Osaka River Cruise

mapa Osaka River Cruise

Castillo de Osaka
Nos bajamos en la parada más cercana al castillo para poder ver uno de los más famosos del país que se encuentra dentro del Parque Público del Castillo de Osaka. Esta construcción desempeñó un papel importante en la unificación de Japón durante el periodo Azuchi-Momoyama del siglo XVI.
El castillo se encuentra en un área de aproximadamente un kilómetro cuadrado, tiene murallas y está rodeado de agua.

Se puede subir hasta el octavo piso, que es el más alto y desde donde las visitas son muy chulas.
El interior del castillo contiene un museo, sala de convenciones, y el Altar Toyokuni, dedicado a Toyotomi Hideyoshi.
Horario: Abierto desde las 9.00h a 17.00 (última hora para entrar 16.30h). Precio: 600 Yenes. http://www.osakacastle.net/

La construcción fue iniciada en 1583 en los terrenos que ocupaba el templo Ishiyama Honganji, lugar habitado por monjes guerreros que murieron en la hoguera entre 1534 y 1582. El templo fue tomado por Hideyoshi, que pretendía hacer de Osaka el centro de un unificado Japón bajo su mandato. Más de 60.000 obreros trabajaron en su construcción, obligados a traer enormes cantidades de piedra de los alrededores. El castillo fue decorado con oro y plata y tesoros de valor incalculable.
Durante la II Guerra Mundial varias bombas destruyeron el castillo y más tarde, en 1950, lo que quedaba de él fue arrasado por un tifón. En 1995 fue restaurado bajo la supervisión de arquitectos e historiadores que siguieron fielmente los planos y diseño del original. Muchas de las piezas fueron restauradas de las ruinas del original, pero otras muchas tuvieron que hacerse nuevas, réplicas exactas de lo que había sido el emblema de la ciudad de Osaka.

Comida KushiKatsu y Torre Tsūtenkaku
Antes de subir a la torre aprovechamos para comer en uno de los restaurantes cercanos ya que en el barrio de Shinsekai la comida más típica es el Kushi Katsu. pinchos kushikatsu, comer OsakaEn realidad, son brochetas o pinchos de verdura, carne, pescado, queso rebozados y fritos similares. Nosotros comimos en el restaurante Daruma, en la misma plaza. Aunque me quedé con las ganas de probar el pez globo (en Internet leí que se puede comer en el restaurante Zubaruya, pero no lo buscamos).

Osaka ShinsekaiCon el estómago lleno subimos a la Torreo Tsutenkaku, que traducido sería algo así como la “Torre que alcanza el cielo”. Es propiedad de una empresa que la utiliza para anunciar productos de la marca Hitachi. Está en el distrito de Shinsekai. Tiene una altura de 103 metros y la plataforma de observación está a 91 metros.
Entrada 600 Yenes
En este barrio también destacaría la tienda que vimos del famoso “muscluman” ya que aquí está la única tienda oficial de Kinnikuman (que es su nombre real).
La tienda se llama Muscle Shop y aunque es pequeñita, te dejan hacer fotos y tiene posters, muñecos y camisetas de la serie.

Umeda Sky Building
Se iba a hacer de noche en unas horas pero el día quisimos acabarlo desde lo alto del Umeda Sky Building (cierran a las 22.30h y cuesta 700 yenes). Es un edificio espectacular en el distrito de Kita de Osaka, cerca de las estaciones de Osaka y Umeda. Es también conocido como la “Nueva ciudad de Umeda”.

El edificio de 173 metros de altura consta de dos torres principales que están conectadas entre sí por el “Observatorio del jardín flotante” en el piso 39. El observatorio ofrece una gran vista de la ciudad (entrada 700 yenes).

Ni que decir tiene que las vistas son increíbles, aunque la altura impresiona, sobretodo al subir por las escaleras mecánicas con paredes de cristal que unen uno y otro edificio. Pero vale la pena, ¡Sin duda!

La mejor forma de cerrar el día en Osaka y casi que también nuestro viaje a Japón.

shin-umeda

shin-umeda

shin-umeda

shin-umeda

Barrio de Dotombori
Ya de noche nos paseamos por el barrio de Dotombori que es uno de los destinos turísticos más populares de Osaka, esta calle corre paralela al canal de Dotonbori. Es un popular distrito de compras y entretenimiento donde hay cantidad de restaurantes. Por la noche se ilumina con cientos de neones y carteles mecanizados, incluido el anuncio mítico del hombre corredor de Glico y el Cangrejo motorizado que es el emblema de una conocida cadena de restaurantes.
Minami (Namba)
Nuestro hotel estaba en Namba así que cenamos por allí y apuramos hasta el final porque el día siguiente toca volver a la realidad y coger un avión.

Día 15. Osaka – vuelta a España
A las 9 de la mañana llegábamos al aeropuerto de Kansai internacional para volver a Valencia, vía Paris, con Air France. Después de dos semanas completas caímos rendidos a los brazos de Morfeo y casi no nos enteramos de las horas de vuelo.

En definitiva un GRAN viaje donde disfrutar de la gastronomía japonesa, su cultura y su gente.
Y un pensamiento claro: Volveremos en algún momento. ¡Seguro!